bacterias

BENEFICIOS DE TODA LA FLORA REPARTIDA POR NUESTRO ORGANISMO

may 06, 2011 12:26 am
comentarios (56) 613

visitas

Vivimos inmersos en un mundo de bacterias, se encuentran por todos lados y nosotros no somos la excepción.

Desde las pocas horas después del nacimiento somos colonizados por bacterias que vivirán con nosotros durante toda la vida, estas bacterias colonizan toda la piel, tracto digestivo, vías respiratorias altas, oídos y algunos otros tejidos.
Estas bacterias está allí por un motivo, ya que algunas fabrican nutrientes para el cuerpo. Las bacterias de la flora normal también mantienen a raya a otros microorganismos nocivos, ya que de no ser así, seríamos invadidos por microbios que causarían daño a nuestro cuerpo, por lo cual la flora forma parte de las que comunmente llamamos “defensas” del organismo. Por eso el uso de antibióticos barren con parte de la flora normal, puede producir la aparición de infecciones por bacterias nocivas que normalmente crecen de forma limitada o bien bacterias externas que llegan a un ambiente donde pueden colonizar sin restricciones. También se sabe que la flora normal estimula el desarrollo del sistema inmune del cuerpo y que puede ayudar a proteger de otras infecciones.

Algunos ejemplos de cuando se rompe este equilibrio pueden ser la presencia de infecciones como candidiasis, las caries, el acné en la adolescencia, etc.

Es hora que nos mimemos por dentro y por fuera…

Pide consejo a tu farmacia!

Saludos

YOGURT CASERO

mar 08, 2011 09:32 pm
comentarios (58) 865

visitas

Bueno, como sabeis todo aquello que hacemos en nuestra casa nos da muuuucha más confianza que lo comprado, podríamos hacer nuestro propio yogurt en casa y cumplimentarlo con probióticos  que podemos encontrar en la farmacia, de esta forma conseguiríamos tomar el lácteo para no tener deficiencias de calcio.

Yyyyy lo mejor de todo! sería ideal dejarnos ayudar de los más pequeños de la casa, todo lo que hacen ellos lo comen con mayor ilusión

La receta de yogurt es muy sencilla de preparar y permite elaborar un delicioso yogurt casero. Este yogurt es un derivado lácteo muy sano y nutritivo y suele gustar a todo y especialmente a los niños además, con el yogurt se pueden realizar otros platos y recetas muy ricos y apetitosos.

Ingredientes para 6 yogures:

  • Leche entera :1 litro
  • Yogurt natural o desnatado: 1 unidad

Preparación:

Tiempo estimado:? 8 horas aproximadamente

  • Se pone la leche en un cazo y se calienta hasta alcanzar los 85-90 grados y se mantiene en esta temperatura durante 5 minutos evitando que llegue a hervir
  • A continuación se deja enfriar hasta que alcance los 40-45 grados. Es importante realizar todo este proceso para evitar que queden bacterias vivas que puedan estropear el yogur
  • Cuando la leche está tibia se pone en un recipiente de vidrio o de barro (que no sea metálico) y se le agrega dos cucharadas soperas de yogur natural (preferiblemente desnatado) y se remueve bien para que se disuelva
  • Se tapa el recipiente con una tapa o con un paño limpio (o una toalla limpia) y se deja reposar durante? 6 o 7 horas manteniendo la misma temperatura y evitando que se enfríe
  • Pasado este tiempo la leche debe haber coagulado de forma homogénea. De no ser así, si la leche está poco coagulada y su sabor es ligeramente ácido es que le falta reposar un poco más. Se vuelve a tapar bien y se deja reposar un par de horas más
  • Cuando el yogur está listo desprende un suave aroma láctico típico del yogurt. Entonces se pone en el frigorífico y listo
  • Una vez en el frigorífico el yogurt dura aproximadamente una semana pero poca gente puede resistirse a la tentación durante tanto tiempo

¿a qué esperamos? ¡MANOS A LA OBRA!

Datos clínicos de los probióticos

oct 22, 2010 08:08 pm
comentarios (53) 555

visitas

Las acciones más estudiadas de los probióticos en el hombre son: diarreas producidas por antibióticos, colon irritable, colitis ulcerosa, sistema inmune, asma, eczema, etc…

Un reciente artículo publicado en el Medical Journal of Australia confirmó que los probióticos ayudan a prevenir o mitigar diversos tipos de diarrea, entre ellos los infecciosos, sobre todo los causados por rotavirus o la diarrea que aparece con frecuencia cuando se toman antibióticos.

También se cree que los probióticos son útiles contra trastornos como el síndrome de colon irritable y la colitis ulcerosa. Y se están investigando sus posibles efectos benéficos en otros padecimientos, entre ellos la enfermedad de Crohn y la enterocolitis necrosante, dice el doctor Andrew Day, profesor de la Facultad de Salud Femenina e Infantil de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

En cuanto a su eficacia para fortalecer el sistema inmunitario, un estudio europeo reciente reveló que los bebés cuyas madres tomaron probióticos durante el embarazo, padecían menos diarreas, alergias e infecciones. Otras afecciones en período de estudio son el eczema y, tal vez, el asma.

Algunos expertos creen que la escasa presencia de bacterias benéficas en los intestinos (por el abuso de antibióticos o por vivir en un ambiente esterilizado) puede ser la causa, en parte, del aumento de la obesidad, las alergias y otras enfermedades. Por lo tanto, nuevas posibilidades futuras se avecinan para los probióticos.

La importancia de la flora digestiva intestinal

oct 22, 2010 08:06 pm
comentarios (48) 473

visitas

Ya sabemos que el sistema de defensa del organismo es fundamental para mantener la salud. Ahora conviene recordar que más de dos terceras partes de este sistema inmune se encuentran en el intestino. De hecho, el tubo digestivo (estómago, intestino delgado y grueso) está en contacto con el exterior a través de una extensa superficie. Los alimentos pueden ser un factor de agresión hacia el intestino junto con los microorganismos que producen enfermedades (bacterias, virus y hongos).

La flora bacteriana intestinal está formada por millones de bacterias que proliferan en el interior del intestino grueso y fermentan diferentes elementos produciendo sustancias beneficiosas para la salud. Estas bacterias intervienen en el desarrollo normal del sistema inmunitario y en la regulación de la respuesta del organismo ante los patógenos (microorganismos perjudiciales para la salud). Además, esta flora intestinal participa en distintos procesos como la digestión y movimientos del tubo digestivo así como en la producción de algunas vitaminas. El intestino humano es, por tanto, un verdadero ecosistema esencial para la absorción eficiente de nutrientes y para el mantenimiento de la salud en general.

Esto no se ha descubierto ahora, en una versión persa del antiguo testamento en el génesis ya se apuntaba que la longevidad de Abraham era debida al consumo de “leche agria”. Y en el siglo 76 antes de Jesucristo el historiador romano Plinio recomendaba la administración de lácteos fermentados para tratar la gastroenteritis. Fue en 1908 cuando el premio nobel Elie Metchnikoff atribuyó la longevidad de ciertas poblaciones balcánicas al consumo habitual de lácteos fermentados, que contenían lactobacilos que “reducirían las toxinas producidas por las bacterias intestinales, promoviendo la salud y prolongando la vida”

A principios del siglo XX se describió que la bacteria Lactobacillus acidophilus podía sobrevivir en el intestino humano.

El sistema de defensas: un milagro

oct 22, 2010 08:04 pm
comentarios (44) 357

visitas

El sistema inmune es el ejército natural que nos mantiene a salvo frente al ataque de virus, bacterias, hongos e incluso de nuestras propias células que, en ocasiones, pueden alterarse nuestro organismo y convertirse en peligrosas.

Hay dos tipos de defensas: las innatas; formadas por células de la sangre como los linfocitos y fagocitos, y las adquiridas, cuando las vamos incorporando después de pasar infecciones (estando en contacto con los antígenos). En este ultimo caso, hablamos de los anticuerpos o inmunoglobulinas.

La propia piel es un órgano que constituye una primera línea de defensa contra el exterior al formar una barrera física. Es capaz de segregar sustancias que debilitan las bacterias.

La flora intestinal tiene un sistema de defensa altamente eficaz para mantener la salud que trabaja para impedir las infecciones y aumentar las defensas. Sin embargo, el estrés, la falta de descanso, la mala nutrición o el exceso de ejercicio pueden ir destruyendo este sistema y favorecer la aparición de enfermedades, fatiga, malas digestiones, etc. que empeoran cada vez más la situación.